Blogia
historias-troyanas

Conversaciones con mi jardinero

Conversaciones con mi jardinero

Acabo de ver "Conversaciones con mi jardinero", una película francesa de Jean Becker del 2007. No podía esperar a compartir mis impresiones con vosotros porque la historia sencilla,sin grandes avatares,realmente me ha conmovido.Y aunque algunos la hayan calificado de "del montón" y afirmen que ni es astuta,ni original ni excéntrica, lo cierto es que estas historias llanas que hablan de gente con costumbres corrientes,son en realidad un recordatorio de lo que verdaderamente en mi opinión tiene valor en la vida.

La trama de la película en sí es el regreso de un pintor afincado en París a la región en la que se crió,en plena crisis matrimonial,regresa solo a una finca en medio del campo con un jardín abandonado.Esta es la razón por la que Daniel Auteuil quien da vida al personaje del pintor  y Jean-Pierre Darroussin,quien da vida al personaje del jardinero,entran en contacto pasando a llamarse el uno al otro "dupinceau" y "dujardin". A partir de aquí la película-basada en una novela que lleva el mismo nombre-es una serie de encuentros y conversaciones donde se ponen de manifiesto dos maneras de enterder el mundo, dos primas casi opuestos, el de un hombre complejo y  algo perdido cuya relación con su familia no es precisamente armoniosa y vive en una gran ciudad donde su círculo social más próximo son artistas urbanos y el prisma de un hombre sencillo,tanquilo y de gustos llanos incluso rutinarios pero carente de envidia o rencor.

Esta será la base para que entre ambos personajes surga una amistad sólida y singular, una amistad que les servirá especialmente para el pintor, de sustento y referente vital.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

troyana -

ay bolero!creo que ese equilibrio es en el fondo lo que todos buscamos.Yo disfruté mucho con la película, y me hizo reflexionar sobre ese encuentro de extremos que de alguna manera encajan juntos a la perfección.
un abrazo

boleero -

Ayer mismo la vi, y me quedó ese sabor de las cosas sencillas, las que no nos complican la vida.
Se sientran frente a frente dos maneras de vivir, no puedo decir qme quedo con el jardinero pq mentiria, pero tampoco con el pintor, si pudiese existir el equilibrio, sería perfecto
la pelicula, es sencilla, simple, como lo es amelie, como lo son mil peliculas buenos
Estoy hast alas narices de tanto intelectualoide de pacotilla, tanto snobismo

muakkkkkkkkkkkkkkk

troyana -

atikus,me atrevo a anticipar que te gustará,y totalmente de acuerdo en que no siempre es preciso el despliegue de grandes efectos especiales ni historias complejas sujetas a múltiples interpretaciones para disfrutar de buen cine y de grandes interpretaciones.
Un saludo!

atikus -

Una historia sencilla más que simple puede ser la base de una película estupenda, es mas muchas veces me confuden y lian con historias demasiado complicadas o con muchos efectos especiales, se agradece una buena peli sin grandes pretensiones, esta no la he visto pero me la apunto,gracias por la recomendación.

troyana -

Antígona,sabia reflexión.Si ves la peli,me atrevo a anticipar que te encantará el personaje del jardinero,como decía Lluis LLach en la canción "Laura", tiene todo "el misterio de los sencillos",un misterio que por supuesto descuadra a los complejos.
En cuanto a "Amarcord" me alegra te haya gustado, la música,la mirada casi nostálgica y entrañable, pero a la vez surrealista y por momentos esperpéntica hacia esos personajes resulta tan entrañable como divertida.La escena de "quiero una mujer" a mí también me hizo partir de la risa así como la determinación de la diminuta monja para hacerle bajar del árbol...ja,ja,ja,ja,ja
Un abrazo!

Antígona -

Tampoco yo la he visto, Troyana, pero me ha parecido muy sugerente lo que cuentas. No creo que sea nada raro que artistas, intelectuales, y demás gentes movidas por lo que algunos calificarían de elevadas inquietudes puedan acabar perdiendo pie sobre el suelo que pisan y faltos de la perspectiva adecuada ante las cosas más sencillas. Siempre he creído que la sabiduría vital poco tiene que ver con la formación intelectual, y mucho, por el contrario, con una capacidad de reflexión sobre la propia vida que apenas necesita conceptos complicados para practicarse.

Por cierto, que ayer saldé una gran deuda. Vi "Amarcord" y me pareció genial esa mezcla tan bien trabada de hiperrealismo, por un lado, y visión medio onírica propia de los recuerdos de la infancia. Aún me estoy riendo con la escena de ¡¡¡Quiero una mujer!!! :)

¡Un beso!

troyana -

tan versátil,no he visto "nido vacío" pero te sugiero veas "conversaciones con mi jardinero",y como no,si te apetece,te invito a compartas tus impresiones por aquí.Bienvenida y enhorabuena por tu blog!

tan versátil -

honestamente, la estuve a punto de ir a ver pero no quedaban lugares lejos de la pantalla (lo cual me sorprendió) terminé viendo una argentina, nido vacío.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres