Blogia
historias-troyanas

Schöl, el Mètode

Schöl, el Mètode

El viernes por la noche fuí con unos amigos a a ver la obra de teatro "Schöl, el mètode" una adaptación mixta de "El método Grönholm" y la película basada en esta obra a cargo del Aula de Teatre Carles Pons de la Universitat Jaume I.Son 7 personajes y una sóla vacante en una gran compañía.¿hasta dónde se es capaz de llegar con tal de conseguir el puesto?¿qué límite existe,si es que existe alguno,a fin de ser el primero??¿en un proceso de selección, es lícito humillar,degradar,chantajear o en definitiva destruir psicológicamente a tus rivales?

Me gustó  hace 3 años la película" El Método" de Marcelo Piñeyro, interpretada entre otros por Eduardo Noriega y Najwa Ninri y me ha parecido muy interesante esta adaptación teatral que vimos el viernes.El debate gira en torno a los procesos de selección que utilizan determinadas dinámicas de grupo para descartar candidatos y escoger a la persona más afín al perfil que requiere el puesto.

Hay una frase demoledora:"Se trata de ser un hijo de puta y parecer buena persona....." ése era el perfil que buscaba la empresa,¿lo encontró? pero sobre todo ¿¿hasta dónde estarías dispuest@ a llegar tú??

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

troyana -

Imagino que a pesar de la crisis,o precisamente por la crisis sentimos más que nunca la necesidad de evadirnos aunque sea fugazmente de la realidad más inmediata..
abrazo

atikus -

Si la verdad es que el tema es apasionante, mas ahora con el problema del paro. Apesar de la crisis los teatros estan llenos por cierto el fin de semana pasado no pude pillar entradas con unos amigos, al menos parece que la gente se anima un poco ;)

abrazos

troyana -

LLuviané,entraríamos pues en un debate más profundo sobre si el fin justifica siempre los medios y hasta qué punto damos la espalda a nuestros principios éticos o morales con tal de ser los primeros...
Saludos!

Lluviané -

Conozco el tema aunque no vi la película.

Como te preguntas,¿en un proceso de selección, es lícito humillar,degradar,chantajear o en definitiva destruir psicológicamente a tus rivales?

Yo diría que no. Pero si analizamos esta sociedad frenética de nuestros días, en la que se considera muchas veces que todo vale, lo ilícito o lo fronterizo, parece menos quizás por la costumbre, porque ¿a quién no le gusta ser el primero?

Somos luchadores y eso es bueno, lo detestable a veces son los medios.

Saluditos

troyana -

Alex,en última instancia a cada cual le corresponde hacer el balance de si le compensa o no someterse a lo en mi opinión es una "pelea de perros" más o menos organizada en la que tú decides si peleas o no,pero una vez asumes las reglas,has de estar preparad@ para dar y para recibir.En mi caso,cada palo que aguante su vela,no estoy dispuesta a pagar cualquier precio.

Alex -

No he visto la obra teatral, pero la película es cierto que es muy estimable. Tal vez carezca de sutileza, pero la naturaleza humana es mostrada tal cual, duela más o menos verla. Si merece la pena el llegar a esos extremos por un empleo es hoy día una cuestión con fácil respuesta: sí. Decía un famoso antropólogo americano que la vida es un milagro y llegar a vivirla lo es mucho más.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres